jueves, 1 de junio de 2017

Bunny


Por Sergio Negrete Salinas 
(poeta mexicano)



                                                   para Bernardette Flatow


Cuando yo te acariciaba, tan tarde, no sabía
que mis caricias se diluían en tu cuerpo,
en el tiempo del amor, que todo hace suyo,
en el nombre de lo más ligero
donde todo pierde su peso… y su nombre.

Cuando anidaban mis muslos en los tuyos
no sabía quién eras tú, no lo sé ahora,
ya no sé nada sino tú, la luz, la noche, Luna
y estrellas, y las caricias perdidas
en ti, en tu cuerpo, en el aire, la luz, la noche.

Cuando puse mi boca por primera vez
sobre tu boca, adentro de tu coche, un juego
o una revelación (¿lo sabes?), supe
que todo volvía, lo dulce, lo terrible
de lo más dulce, lo unívoco, lo que se pierde

en una caricia, se dispersa, se abre entre la
trabazón urgente de los muslos, se hace más dúctil
de un labio a otro; como ya sé que ahora no
es más que palabra y tiempo, y lo que supe
no es más que dilución en ti, amor mío,

de noche, luz, aire, tiempo sin tiempo… en ti, déjame
enumerar, como antes los niños las estrellas
en el cielo abierto y despejado, estas palabras,
caricias, muslos tensos, labios, besos,
sólo una vez más, para poder irme.

                                                               22 de enero de 2017

(Regresa al Índice general)
Sergio Negrete Salinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino
Cosme Álvarez

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Tercera época ≈ 1 de julio de 2016 a 1 de julio de 2017 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17