DIRECTORIO


Director Cosme Álvarez
Secretario de redacción ≈ José Manuel Recillas
Consejo editorial ≈ Ricardo Yáñez ≈ Manuel Andrade Leonel Rodríguez

Asesor editorial en México ≈
Juan Domingo Argüelles
Asesor editorial en España ≈ Antonio Orihuela
Asesor editorial en Sudamérica ≈ Antonio Cienfuegos
Asesor editorial en Chile ≈ Enrique Silva Rodríguez
Asesor editorial en Colombia y Venezuela ≈ Larry Mejía

Tipografía y diseño ≈
Astillero Editores

NUEVO CINE MEXICANO. HAZ TU DONATIVO

NUEVO CINE MEXICANO. HAZ TU DONATIVO
Sólo quedan 22 días
m
Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino

Cosme Álvarez

a
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Nueva época ≈ 1 de julio de 2016 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17


M

lunes, 18 de agosto de 2008

El sueño de volar

por Tania Turner



Como todos los días, despierto. Me deslizo por la cama, alargando mi humanidad hacia arriba, hacia abajo y a los lados. De repente, concientizo un dolorcito en mi espalda. Una presión, quizás. Me encorvo, sentándome en la cama y desplegando mis alas.

¿Alas?… Un momento, yo no tengo alas. Probablemente sigo soñando, pienso. Lo asumo y me despreocupo. Miro mis alas que, yendo en contra de los lugares comunes, se me presentan, en vez de blancas y emplumadas, grises y cartilaginosas. No lo entiendo, ¿acaso no debería soñarme con alas angelicales?

Es increíble, en vez de soñarme ángel, me sueño murciélago. ¿Qué demonios quiere decir eso? Tal vez los murciélagos son un símbolo importante. Un aviso. Debo encontrar su significado en mí. ¡Ya sé! El oído supersónico. Debe ser que debo estar alerta a escuchar un mensaje. Pero no, parece que mi “yo” onírico no tiene oído supersónico. ¡Malditos sueños incongruentes! Dejaré la hermenéutica un momento, además el acto interpretativo en el sueño es absurdo.

Me consuelo pensando que, en realidad, no soy un murciélago, sino una gárgola. Cosa curiosa que me consuele con este pensamiento. Tal vez, la cuestión es que soy nueva en esto y lo que pasa es que todas las alas en su primera aparición son así. Tendré que esperar a que me empiecen a crecer plumas, si es que éste es el proceso natural.

Me levanto y camino hacia el espejo para contemplarme. Es algo complicado medir las distancias ahora, y duele golpearse contra la pared. Bien. Todo mi cuerpo está igualito, la única diferencia es que tengo alas. No se ve tan mal. De hecho, aunque soy un fenómeno, soy uno bonito. Si es que esto puede ser posible.

Empiezo a percatarme de las ventajas que puede traer esto para mí. Independientemente de que podré evitar el pesado tránsito de la ciudad y la necesidad de probar el nuevo distribuidor vial, voy a poder verte cuando quiera y sin que nadie se dé cuenta. ¿Quién podría seguirme?
Las dificultades del baño con este cuerpo alado son obvias. Una de mis alas insiste en empujar la cortina de la regadera y hace que toda el agua se salga; la otra, se la pasa chocando contra la pared. Necesito un baño más grande. El problema mayor, sin duda, es la ropa. Pero lo resuelvo con cualquier trapo que, amarrado de determinada manera, bien puede pasar por un top de diseñador.

Es hora de probar esta nueva parte de mi cuerpo. Me encamino a la azotea, rehuyendo a mis vecinos. Ni quién se vuelva a mí: todos tienen prisa por llegar a sus respectivos automóviles. Un "buenos días" tirado al aire es lo acostumbrado para pasar desapercibida. Y funciona.

Tras varios intentos, he de decir, dolorosos, logro la coordinación necesaria. Una, dos, tres, ya estoy volando. Finalmente, esto tiene una función más allá de la estética. ¿Qué se hace con los brazos? Después de acomodarlos a mi costado, hacia el frente como Supermán y atados a mi espalda, me doy cuenta de que estorban y, aunque parezco un zancudo, los dejo caer hacia abajo. Igual las piernas. Ya haré abdominales para lograr la posición recta.

Definitivamente volar, aunque sea el lugar común más grande, es sentirse libre. Puedo disfrutar el viento acariciar mi cuerpo, aunque también el polvo meterse en mis ojos. Debí haberlo pensado antes y hacerme de unos lentes de aviador.

Un pájaro se estampa contra mí y me clava su pico en el costado. Sin embargo, mi masa corporal es mayor así que le gano la batalla sin ningún esfuerzo. Ya se había roto el cuello, de cualquier manera. Vienen más...

Después de ser la asesina y cuerpo del delito de un sin fin de pajaritos, tuve que arreglármelas con aves más fuertes y con mayor número de horas de vuelo, por tanto, más experimentadas. La experiencia fue terrible: sádicos alados decidieron que a mi cuerpo le faltaban agujeros, casi me da un infarto cuando se apareció un avión de la nada, o mejor decir, de la blancura de una nube mentirosa y cómplice de un claro intento de asesinato. Por cuestiones de decencia y pudor, no explicaré cómo me di cuenta de que los desechos del sanitario de los alados de hierro no desaparecen, sino que contribuyen a la contaminación urbana. Desperté palpando mi espalda, rogándole a Dios y a las deidades paganas que no me cumplan jamás el deseo de volar.

1 comentario:

  1. me ha encantado.Al final mejor seguir siendo humano, después de todo no está tan mal..y volar..volar con la imaginación.
    fdo: Rosario Alamo

    ResponderEliminar

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por

≈ ARTES PLÁSTICAS ≈


¿Para qué disfrazar al mundo humano con una belleza que raras veces tiene?
Hay que desnudarlo, exhibirlo, denunciarlo con toda la fuerza de la inteligencia
hasta hacerlo sentir vergüenza de sí mismo.
COSME ÁLVAREZ

Colaboradores de La Guarida

≈ In Memoriam ≈

M
Google
 
M

Sigue a La Guarida

Chatea con nosotros y con otros lectores

PAÍSES Y CIUDADES QUE FRECUENTAN LA GUARIDA

  • Africa (Argelia, Argel, Marruecos)
  • Alemania (Berlín, Karlsruhe)
  • Argentina (Buenos Aires, Candonga, Córdoba, J. León Suárez, La Plata, Mar del Plata, Mendiolaza, Mendoza, Pilar, Pinamar, Resistencia, Rosario, San Juan, Santa Rosa, Vicente López)
  • Australia (Ashfield, Conells Point, Melbourne, New South Wales, North Turramurra, Sydney, Terrey Hills)
  • Austria (Vienna)
  • Bolivia (Cochabamba, La Paz)
  • Brasil (Porto Alegre, Sapucaia)
  • Bélgica (Bruselas, La Louviere)
  • Canadá (Kamloops, Surrey)
  • Chile (Antofagasta, Chuquicamata, Iquique, La Serena, Maipu, Santiago, San Bernardo, Tarapaca, Valdivia, Viña del Mar)
  • China (Baima, Beijing, Guangzhou, Hangzhou, Jinan, Luzhi, Mudanjiang, Nanjing, Qiaotouzhen, Quanzhou, Shenzhen, Suzhou, Wenzhou, Xian, Yantal)
  • Colombia (Antioquia, Bogotá, Bucaramanga, Cartagena, Cundinamarca, Medellín, Pereira)
  • Costa Rica (Cartago, Liberia, San José, San Pedro)
  • Cuba
  • Ecuador (Guayas, Guayaquil, Pichincha, Quito)
  • El Salvador (San Salvador, Sonsonate)
  • Emiratos Árabes Unidos (Dubai)
  • Eslovenia
  • España (Almería, Aragón, Arona, Asturias, Barcelona, Batiao, Bolaños De Calatrava, Cádiz, Camargo, Castilla y Leon, Cataluña, Eibar, Elche, Gijon, Girona, Granada, Jaen, La Rioja, Langreo, Leganes, Lérida, Logrono, Madrid, Málaga, Mataro, Mora, Ourense, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, San Sebastián, Sant Cugat Del Vallès, Sevilla, Tarrasa, Valencia, Zaragoza)
  • Estados Unidos (Arizona, California, Colorado, District of Columbia, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Indiana, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, New Jersey, New York, Ohio, Oregon, Pennsylvania, South Dakota, Texas, Utah, Virginia, Washington)
  • Filipinas
  • Finlandia
  • Francia (Annecy, Aquitaine, Les Avenières, Le Raincy, Lyon, Marsella, Pantin, Paris, Provence, Puteaux, Rhone-Alpes, Rouen, St-Brieuc, Viroflay)
  • Georgia
  • Guatemala (Guatemala)
  • Honduras
  • Hungría (Budapest, Debrecen)
  • Irlanda (Dublin)
  • Israel (Haifa, Tel Aviv)
  • Italia (Augusta, Legoli, Milán, San Bonifacio, Torino, Toscana)
  • Japón (Tokio, Tsukuba)
  • Malasia (Kampong Bukit Lanjan, Wilayah Persekutuan)
  • Marruecos (Casablanca)
  • Martinica
  • México (Aguascalientes, Ahome, Baja California Norte, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán, Zacatecas)
  • Nicaragua (Chinandega, Managua, León)
  • Noruega
  • Nueva Zelanda (Dunedin, North Shore)
  • Pakistán (Karachi)
  • Panamá (Muerto, Panamá)
  • Paraguay
  • Países Bajos (Amsterdam, Bilthoven, Groningen)
  • Perú (Arequipa, Cerro Minas, Cuzco, Huancayo, La Libertad, La Victoria, Lima, Junin)
  • Polonia
  • Portugal (Carnaxide, Lisboa, Vila Nova de Gaia)
  • Puerto Rico (Aibonito, Bayamon, Guaynabo, San Juan)
  • Reino Unido (Londres, Poplar)
  • República Dominicana (Santo Domingo)
  • Rumania (Timisoara)
  • Serbia y Montenegro (Belgrado)
  • Suecia (Gunnita, Karlstad, Malmö, Skane Lan, Varmlands Lan)
  • Suiza (Aargau, Zurich)
  • Turquía (Uzundere)
  • Uruguay (Montevideo)
  • Venezuela (Barquisimeto, Caracas, Chacao, Miranda, Valencia)

PAISES DONDE MÁS SE LEE LA GUARIDA

PAISES DONDE MÁS SE LEE LA GUARIDA

Países donde se leyó La Guarida del 1 al 30 de junio de 2016

Países donde se leyó La Guarida del 1 al 30 de junio de 2016
La primera columna de números a la derecha indica que en junio fueron leído 427 textos ≈ La tercera columna de números indica que tuvimos 2736 lectores de 26 países entre el 1 y el 30 de junio. Fuente: Contadores Miarroba

Los 15 países que más entran en La Guarida

  • 01. México
  • 02. Perú
  • 03. España
  • 04. Estados Unidos
  • 05. Argentina
  • 06. Colombia
  • 07. Chile
  • 08.Venezuela
  • 09. Alemania
  • 10. Francia
  • 11. Canadá
  • 12. Costa Rica
  • 13. Ecuador
  • 14. Suiza
  • 15. Guatemala


My blog is worth $4,516.32.
How much is your blog worth?

Para el arte del siglo XXI, pienso en un animal ágil y salvaje
que sabe usar la mandíbula y los dientes, un animal que al dar
la dentellada es capaz de contener la esencia de su estado, y
también de transportar al hombre en el lomo hacia una verdad
completa de sí mismo.
MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMC.Á.

COSME ÁLVAREZ (1964)

COSME ÁLVAREZ (1964)
Libros publicados y antologías (1988-2015) (Click en la foto)
Cosme Álvarez on Facebook

Consulta los textos de La Guarida