lunes, 11 de agosto de 2008

Las horas en facebook [2008]

por Cosme Álvarez

El acto cotidiano de abrir el facebook se traduce en pasar largos minutos infértiles frente al ordenador; revela que la materia del insomnio no son las pesadillas sino que la verdadera pesadilla es carecer del impulso vital que en otro tiempo nos movía a buscar la vida de relación en las calles, donde además uno hallaba compañía, o bien soledad y refugio interior; vivir la vida en las calles significaba existir entre gente de carne hueso.

¿Hemos perdido nuestra porción de carne y nuestro tálamo de huesos? Tal vez. Nuestra época convive con dos episodios trágicos. El primero consiste en que el sexo ha encontrado morada en la mente de los hombres y no entre sus piernas; el segundo reside en el hecho de que la vida se ha vuelto más emocionante y viva a través del televisor y de los ordenadores que del vivir mismo. Más que un juicio moral, se trata de una apreciación objetiva de los horrores con los que convivimos cada día.

Escaparate pero también espejo, facebook hace visible nuestro desdén por el tiempo. Sacrificamos minutos creadores en favor de la nada, somos tejedores de imágenes para los ojos ajenos. Si observar el televisor es sacrificar la porción de eternidad que le corresponde a nuestro ser, facebook, o cualquier otro programa mecánico, convierte nuestro cerebro en la rueca de lo infértil. El hombre se ha vuelto hilandera de imágenes.

(Regresa al Índice general)

2 comentarios:

  1. Leído por segunda vez, quizá un pelín depurado, reformulo mi opinión (con la advertencia de que, como siempre, me parece magníficamente bien escrito):

    Es verdad todo, especialmente lo del sacrificio del tiempo creativo en favor de una chacota virtual que empobrece más que enriquecer. Y es verdad el carácter trágico de nuestro tiempo (no pudiste elegir mejor palabra), cosa que se manifiesta en los dos puntos que tocas.

    Sólo apostillo que, al ser condición trágica, más nos vale acatar los designios olímpicos... O revertirlo en comedia a fin de tener la opción de alguna treta y un coro que nos permitan retomar nuestro aire.

    Salud, querido Cosme.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo, cosme, pero a veces hay notas tan humanas...Vale perder unos minutos en la caja electrónica. Aunque a veces me dé cuenta de que poco a poco nos vamos aislando: "las caóticas redes de la internet".

    Jack

    ResponderEliminar

Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino
Cosme Álvarez

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Tercera época ≈ 1 de julio de 2016 a 1 de julio de 2017 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17