viernes, 1 de julio de 2016

La eternidad por fin empieza en Lillian


Por José Manuel Recillas
(poeta mexicano)





Antes de todo antes…

Antes de todo antes
previo a la lluvia que jugó
gozosa entre tus piernas
antes que todo viaje y travesías
cruzaran tu camino
antes que el Verbo fuera pronunciado
antes que toda sentencia hubiese sido promulgada
antes que luz y sombras separadas fueran
antes de haber nacido todo silencio sobre tus labios
antes que la erupción de un Vesubio
dejase en el olvido a generaciones
antes que todo fruto fuese niebla y esperanza de un aquí jamás postergado
antes de darte el nombre de una ciudad imprevista
antes que toda primavera rodase sobre tus senos y tus sienes
bendiciendo en su silencio lo humano todo
antes que del olvido se desprenda el oro
que a toda empresa humana espera
antes que todo calle, y sea noche y luna y precipicio
antes que ya no pueda más decirte casi en llanto
casi en canto
casi en palabra inmerecida
antes de yo saber algún saber prosaico
antes de todo nacimiento y religión
estaban ya tus ojos y tus labios
mirando a todo en flor
antes de todo antes
Junio.18.2016



Junio 30, 1954

El día nace
y se adelgaza
Aromas nuevos hay
lejanos mundos
por estos asombrados ojos hablando

Alguna rosa habrá que calle su perfume
e incendie su silencio de nombres fugitivos

Un leve temblor en el aire
augura este prodigio

el mundo nuevo nombre tiene
y nuevos ojos hay para mirarlo


Junio 30, 1955

Otro día en que dolió mirar
lo que el azul desnudo de estos ojos
aún sin nombre
calladamente bautizó
y no hubo manos para ese cáliz

Otro día en que dolió mirar
y no hubo más palabras
sólo una manos para abrazar
Junio.19 .2016



Junio 30, 1956

La desnudez apenas de unos pasos frente al sol
de un sol cantando entre esos labios
una mañana entera de futuro
una mañana entera de mañana
y todo lo que en ti es un aleluya
un fruto que a todos nos espera
un fruto que es canción
Junio.19 .2016


Junio 30, 1957

Alguien tiene que nombrar este milagro
alguien que no sepa de distancias
de lluvias despedidas
alguien que le dé de nuevo a la palabra
el oro tembloroso de lo nuevo
el brillo pequeñito de lo inmenso
corriendo por la tierra
como la lluvia primigenia
que a diario lavan esos labios
esa minúscula sonrisa
que a todo besa deslenguada
¡Alguien tiene que nombrar este milagro!
Junio.19 .2016



Junio 30, 1958

La eternidad por fin empieza en Lillian
pequeño territorio para el sol
para el solaz de los abrazos
y un reposar los ojos en silencio
mientras el mundo corre raudo
como siempre
callando todo frente al agua
y aquí apenas algo empieza
La eternidad por fin empieza en ti
Junio.19 .2016



Junio 30, 1959

Allí está el canto y su silencio
allí reposa una noche siempre nueva
un despertar de avemarías
las alas tiernas de un futuro ciego
al dolor y sus arenas
y el perfecto mármol vuelto sonrisa
vuelto promesa y sinfonía
un aleteo de pura algarabía

no estuve allí para asombrarme
pero aún me llega esa marea cristalina
y su agua hecha de sol
Junio.19 .2016


Junio 30, 1960

De torbellinos y de ferias
de noches y de escándalo de estrellas
de algo que es murmullo y primavera
de un azar tan femenino que fecunda
de algo tan diminuto que apenas crece
y estremece al mundo
está naciendo siempre en ti.
Junio.19 .2016




Junio 30 y tantos, 1994

En el silencio,
enorme como un árbol, de estos ojos
está pariendo el mundo,
todos los días
el pétalo dormido de tu amor
para un amanecer que sólo sean labios
que sólo seas tú

déjame besar el labio doble
que te hace ser de luna y miel
y un terremoto tierra adentro
Junio.15.2016


Junio 30, 2016

Quiero llevar en mí todas tus lágrimas
todo el dolor que te aprisione
y el tenue abismo de tus labios
que un día ya no sabrán callar

Quiero tu sombra de verano
para algún día
estar detrás de ti
sólo siguiendo la música callada
que haces al andar

Quiero decirte la palabra necesaria
pero no hay puerto
que me deje el ancla levantar

Soy sólo un marinero entre la selva
dispuesto a naufragar

Tú lleva a puerto este velero
es tu turno para amar
Junio.19 .2016



Junio 30, dos mil veintitantos

José Manuel Recillas
Hay un incendio que no veremos más
De pronto todo será pasado,
algo que otros dirán

No habrá ya manos para abrazarte
para decirte, estremecido…

No habrá ya manos
sólo mi boca en otros labios
diciéndote
besándote hasta morir.
Junio 18, 2016

(Regresa al Índice general)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino
Cosme Álvarez

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Tercera época ≈ 1 de julio de 2016 a 1 de julio de 2017 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17