viernes, 1 de julio de 2016

Tres poemas de "Presencias" (1988)

Por Cosme Álvarez
(poeta mexicano)




EN EL BORDE

                                   Para Juan Cristóbal y Marta Lilia

Tropieza el bastón y da de lleno
contra un poste de luz en la vereda.
Estampadas en la vara, emblemáticas figuras
han ganado asperezas con el tiempo;
la máscara del Santo, renegrida de raspones,
sonríe con dos bocas y tres ojos,
el semblante piadoso de la virgen
es apenas una nube percudida
sobre el místico manto que la cubre.
Una mano de piel trémula y marchita
repasa el soporte con esmero,
uñas nacaradas y macizas perseveran
a lo largo del cayado en hendiduras.
El cuerpo del ciego es un bulto fastidiado
por dobleces de huesos y desdichas,
el rostro es una cáscara sedienta y en los ojos
—tierra yerma en simulacro de mirada—
un mástil de mercurio por pupila,
y toda la dureza del cobalto en la membrana.
Del poste a la tienda hay un abismo;
puertas sospechadas que se abren o se cierran
al compás de pisadas presurosas
son para el ciego señales de trayecto
(o un fantasma del paisaje presentido),
también el aroma de las flores en el atrio,
el hábito de un aire denso y frío,
crepitar de fritangas en comales y el bordillo
poblado de vendimias ambulantes.

Voces de la gente en la banqueta, los zapatos,
siempre más suela en ajetreo que presencias,
delatan los humores de las almas que los llevan.
El bastón autoriza un nuevo paso,
avanza sin premura hacia una esquina,
la esquina siempre idéntica, la esquina
que dobla y nunca trae un nuevo día.
Los ojos examinan el azogue de la tarde,
escuchan el ladrido de los perros,
ven la risa vocinglera de los niños y el espacio
donde el ciego busca asirse con las manos.
La ciudad son cuatro aceras y una cuadra,
calles invisibles que resuenan y un murmullo
que parece no cesar a la distancia.




MUCHACHAS CON PAISAJE

                                                  Para Juan García Ponce

Los trazos de una mano transfiguran
el lienzo donde surge un nuevo otoño;
la noche, fecundada por la tierra,
es luz que enciende imágenes de paja,
al frente en las colinas un sendero
se pierde en una aldea (o es un sueño),
colmena de la gente donde el ojo
escucha los murmullos de la feria.
La luna es un ensalmo en las alturas,
el canto de los grillos es distante,
el mar no tiene orillas, y el oleaje
se incendia en el acrílico y el óleo.
Al fondo un bosque de águilas en vuelo
esculpe una montaña entre las nubes,
del cielo cuesta abajo van las sombras
en graves procesiones funerarias,
del río a la arboleda dos muchachas
arden entre barnices cimarrones,
son alba o son espectros bulliciosos,
presencias intocables, mas presencias.





RÍO SUBTERRÁNEO

                                                Para Felisa Leonora

Los tractores se mecen, ya péndulo, ya viento,
en la hierba y en el trigo;
un metálico galeón de moderada envergadura
navega los trigales de un villorrio mortecino,
                       y una mocosuela ensimismada
camina en el barbecho, desnuda de palabras,
perdida en los demonios de la muerte;
la niña contempla en el silencio
los ríos subterráneos que la ahogan,
                                                         qué alivio siente
cuando el agua de la vida no la quema,
se adentra en el río, se vuelve de viento,
se obsequia a la calma que un sueño le ofrece
                                                           y va muerta,
de muchas tardes muerta,
agua adentro que se mece, ya péndulo, ya viento.

                                                                                    de El cántaro de fuego (1988-1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino
Cosme Álvarez

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Tercera época ≈ 1 de julio de 2016 a 1 de julio de 2017 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17