DIRECTORIO


Director Cosme Álvarez
Secretario de redacción ≈ José Manuel Recillas
Consejo editorial ≈ Ricardo Yáñez ≈ Manuel Andrade Leonel Rodríguez

Asesor editorial en México ≈
Juan Domingo Argüelles
Asesor editorial en España ≈ Antonio Orihuela
Asesor editorial en Sudamérica ≈ Antonio Cienfuegos
Asesor editorial en Chile ≈ Enrique Silva Rodríguez
Asesor editorial en Colombia y Venezuela ≈ Larry Mejía

Tipografía y diseño ≈
Astillero Editores

NUEVO CINE MEXICANO. HAZ TU DONATIVO

NUEVO CINE MEXICANO. HAZ TU DONATIVO
Sólo quedan 22 días
m
Las teorías sobre arte son al arte
lo que un gato disecado al movimiento de un felino

Cosme Álvarez

a
Primera época ≈ 1999 a 2007 ≈ Volumen 1. Números 1 al 5
Segunda época ≈ 2008 a junio de 2016 ≈ Volumen 2. Números 6 al 10
Nueva época ≈ 1 de julio de 2016 ≈ Volumen 3. Números 11 al 17


M

lunes, 15 de agosto de 2005

Bautismo en la sombra


por Leonel Rodríguez



Lucía desnuda se acerca de frente. Miro la piel morena arropada en la penumbra de la estancia. Lucía desnuda se acerca. Miro su vientre, la novedad concreta y oscura de los pezones, miro el ombligo sombreado y la resolución del río de la piel en la carne viva del sexo. Miro el inicio de los muslos. El grosor que toman al rodear la altura del pubis como un nido.


Lucía se mueve: sube una rodilla, luego la otra; está hincada sobre los cojines del sillón, su olor más cerca de mi rostro. Se oye el crujir de las telas y costuras del mueble. Sin pensarlo, mis manos se posan en las corvas de sus rodillas y acarician. Los pechos tocan mi frente, hacen que entrecierre los ojos. Frescos. Ella se recarga en el respaldo, sus brazos la sostienen, toda su piel se sumerge en mi pecho y en el rostro: los senos que se ensanchan, la epidermis suave del vientre contra mis tetillas. Sobre mi estómago, lo tibio y la aspereza del contacto del vello que rodea sus otros labios.


Mis manos se abren y se amoldan a la parte trasera de sus muslos, mis manos se abren más al subir y obedecer el contorno de este cuerpo. Suben despacio y regresan, se detienen siempre un momento en las corvas. Mis manos suben por la redondez de los muslos; una mano quieta, la otra se mueve, ambas se mueven, una sube y la otra tornea la curva hacia dentro. Su cuerpo se acerca —se aleja —se acerca y veo cómo se tensa y tiende la carne de sus piernas con el movimiento. Una especie de ternura vocifera desde sus caderas; la tomo en su regreso y lo desnudo de mi rostro en la frescura de su cuerpo.


En mi boca brotan los sabores de palabras mudas y de olores.


Beso su curva: cintura y cadera; palpo con labios, lengua. Muerdo cuando el sabor me satura. Tomo y muerdo para sentir su presencia; muerdo la cadera para hundirme, sostengo mi cuerpo con las manos en su espalda; llego con la boca abierta al vientre, las manos apresan los muslos pero suben, rozan las nalgas para mover su cuerpo: acercan y estrujan (crujen los entresijos del sillón que nos sostiene) —me quedo quieto… mi cara explora la piel más clara del bajo vientre, los vellos de su vulva dejan parte de su aroma en la piel de mi barbilla. Me muevo apenas: las manos suben hasta las nalgas y las alzan, las sostienen, levantándolas, para soltarlas. Bajan, repiten la caricia.

Lucía se mueve en su silencio, se recuesta sobre mi regazo. Ahora su espalda está a disposición de mi mano izquierda; sus nalgas y sus piernas, de la derecha. Su rostro recostado sobre la tela del sillón, mira. Miro su cuerpo: alcanzo la redondez de las pantorrillas y hago presión sobre su músculo. Así subo. La línea de sombra y carne que se dibuja entre sus nalgas me llama. Las rozo apenas con la yema de mis dedos, sigo el camino de esa hendidura, su cuerpo se reacomoda. No palpo con dureza, su piel recibe el tacto como tembloroso de tan lento. Así un tiempo. Así, hasta que ella se pone de pie y sin palabras hace que me siente a la orilla del cojín; su cuerpo me ha dado la espalda: se sostiene del respaldo de una silla y arquea su cuerpo para ofrecer su grupa que llena la mirada. Mi cuerpo se tambalea. Acerco mi cara a sus nalgas y comienzo a besarlas, tan suavemente como con las manos, éstas se agarran de las caderas: muevo su cuerpo de lado a lado con cadencia lenta. De tanto en tanto, hago que se detenga. Pero mi boca no se detiene: ya no beso, como, y me acerco a la hendidura entre sus nalgas. Con las manos las separo y me hundo, lanzo el primer chasquido de los labios al contacto con su piel caliente; la lengua lame la lisura y la rugosidad blanda de sus pliegues, dibuja, golpea con su fuerza pequeña, prueba y se satura del sabor.

Así un tiempo. Entonces el viento abre la cortina, entra la luz y se disipan las sombras.

domingo, 19 de junio de 2005

De las letras a las notas

por Cosme Álvarez



Nací en los años sesenta, y si eso puede significar algo en mi vida, seguramente lo hace en relación con el tipo de música que he compuesto desde 1987.

En 1964, año de mi nacimiento, Los Beatles colocaban Please Please Me en los charts como el primero de una larga cadena de éxitos en Norteamérica. Bob Dylan ya había sacudido a los jovenes estadunidenses con Blowin' in the Wind y The Times They are A-Changin', y aparecerían dos canciones que fueron auténticas revelaciones para aquella generación y para muchas de las siguientes: Mr. Tambourine Man, que renovó el sentido de las letras en el rock, y Subterranean Homesick Blues, la cual propició el sonido que seguiríamos escuchando hasta los noventas, con una base musical que oscila desde el más encendido rythm and blues hasta el ahora muy conocido rap.

Las puertas estaban abiertas para la gran revolución de los sesentas, misma que cambió el rostro de la música para siempre. No tardaría en hacerse oír el estallido de la canción-cresta de Dylan: Like a Rolling Stone, que abrió alternativas incluso para los famosísimos Beatles, quienes entonces sorprendieron con canciones como Yesterday, Eleanor Rigby, Ticket To Ride y Nowhere Man, y con discos como Rubber Soul y el notable Revolver.

Al mismo tiempo, 1964 fue el año en que las autoridades Norteamericanas levantaban el veto a la novela Trópico de Cáncer, de Henry Miller, y se daban a conocer escritores como Erich Fromm y R.D. Salinger. La humanidad abrazaba por aquellos días la posibilidad de llegar a la Luna en menos de cinco años.

En México, la proliferación de bandas de rock fue significativa hasta los años ochenta, aunque algunos grupos de la década anterior encontraron su momento cumbre (y también su derrumbe) en el concierto de Avándaro. Tinta Blanca, Love Army, y el Three Souls in my Mind empezaban a componer sus propias canciones, pero la mayoría de ellas en inglés. Por aquel entonces, y hasta hace relativamente poco, cantar rock en español era poco menos que un ocio menor.

Fue hasta mediados de los ochenta, y antes del movimiento conocido como "Rock en tu idioma", que los compositores y los grupos de habla hispana se atrevieron casi masivamente a experimentar fraseos propios en su lengua natal, introduciendo imágenes ya descubiertas por los rockeros de los años sesenta y setenta, pero con giros muy afortunados, mismos que poco después desembocarían en canciones como Lucha de gigantes, de Nacha Pop, y La mala hora, de Radio Futura.

En México, cantantes tan importantes como Jaime López y Rodrigo Gonzáles tuvieron su hora. Desempolvaron la guitarra, que venía sonando desde una década atrás, y brindaron un nuevo aire y sobre todo una dirección al rock en español del país. Desde luego, El Tri no podía faltar en todo este movimiento, y dio a luz al que me parece su mejor disco, titulado simplemente El Tri, y que contiene buenas canciones, como Metro Balderas, de Rodrigo González, y, por supuesto, Triste canción de amor.

Los productores de las disqueras y de la radio empezaron a buscar a los nuevos talentos después de que los habían desechado innumerables veces. Pero esto fue hasta 1985, año en que surgió un grupo que cambiaría, si no la música, al menos sí la relación (o la falta de ella) entre las disqueras y los grupos. Me refiero a Las insólitas imágenes de Aurora, que luego se llamaría Caifanes y, por último, Jaguares.

En 1985, algunas bandas de rock se reunían a ensayar en La Quiñonera, la casa de dos magníficos pintores de Coyoacán. Más tarde saldrían de ahí grupos como La maldita vecindad. Antes que ellos, hay que mencionar al grupo más importante que tuviera México en los años ochenta: Cristal y Acero; hablo del viejo grupo, no del otro que hizo el ridículo en la pseudo obra Kumán. Cristal y Acero fue la primera banda de aquellos años en atreverse a cantar una canción (una sola) en español; sus integrantes consiguieron algo difícil en la música: un sonido propio. Son los años ochenta, y hay otros grupos como Mistus, Newspaper y Ancorach.

Con todo este trasfondo, empecé a componer canciones desde 1981. Las primeras letras eran más bien rounds de sombra, y rayaban en la cursilería o en el panfleto. Presenciar los conciertos que se ofrecían en El Cuervo y en La Rocola determinaron un rumbo diferente para mis composiciones. Creo que fue hasta 1988 que comencé a escribir letras y música más acordes con lo que quise hacer desde un comienzo.

Mi influencia directa es el blues, pero no puedo negar la persuasión de Buddy Miles y de John Lennon en mi música. No menosprecio la importancia que, de cierto modo, pudieron tener en algunos de mis cometidos musicales cantantes como Cornelio Reyna, El Piporro y, sobre todos, Tin-Tán. Cornelio Reyna había inventado algo extraño en música, algo que podría llamarse «surrealismo ranchero». La canción Me caí de la nube en que andaba lo demuestra.

Nací, pues, en los años sesenta; años en que volvieron a surgir tanto la necesidad como el propósito de decir algo en las canciones. Así, en los ochenta, ingenuamente un grupo de músicos y poetas decidimos que era nuestro tiempo para decir. El movimiento del "Rock en tu idioma", el cual nunca terminaría de convencerme, me demostró por oposición que sí podía formularse algo nuevo en música. Jaime López y José Elorza lo hicieron visible en poco tiempo.

Soy escritor, y hago la música en función de las letras. No llamaría a mi música de ningún modo: no es rock, blues o balada, simplemente es música. Es la literatura entremetiéndose en la canción; es la letra hecha nota.

Invitación

Los textos y las fotografías que aparecen en La Guarida están protegidos por la ley y no deben ser
reproducidos sin autorización previa del administrador de la página, o del titular de los copyright,
por lo que se sugiere que toda vez que se cite o se utilice alguna de las entradas se nos informe por

≈ ARTES PLÁSTICAS ≈


¿Para qué disfrazar al mundo humano con una belleza que raras veces tiene?
Hay que desnudarlo, exhibirlo, denunciarlo con toda la fuerza de la inteligencia
hasta hacerlo sentir vergüenza de sí mismo.
COSME ÁLVAREZ

Colaboradores de La Guarida

≈ In Memoriam ≈

M
Google
 
M

Sigue a La Guarida

Chatea con nosotros y con otros lectores

PAÍSES Y CIUDADES QUE FRECUENTAN LA GUARIDA

  • Africa (Argelia, Argel, Marruecos)
  • Alemania (Berlín, Karlsruhe)
  • Argentina (Buenos Aires, Candonga, Córdoba, J. León Suárez, La Plata, Mar del Plata, Mendiolaza, Mendoza, Pilar, Pinamar, Resistencia, Rosario, San Juan, Santa Rosa, Vicente López)
  • Australia (Ashfield, Conells Point, Melbourne, New South Wales, North Turramurra, Sydney, Terrey Hills)
  • Austria (Vienna)
  • Bolivia (Cochabamba, La Paz)
  • Brasil (Porto Alegre, Sapucaia)
  • Bélgica (Bruselas, La Louviere)
  • Canadá (Kamloops, Surrey)
  • Chile (Antofagasta, Chuquicamata, Iquique, La Serena, Maipu, Santiago, San Bernardo, Tarapaca, Valdivia, Viña del Mar)
  • China (Baima, Beijing, Guangzhou, Hangzhou, Jinan, Luzhi, Mudanjiang, Nanjing, Qiaotouzhen, Quanzhou, Shenzhen, Suzhou, Wenzhou, Xian, Yantal)
  • Colombia (Antioquia, Bogotá, Bucaramanga, Cartagena, Cundinamarca, Medellín, Pereira)
  • Costa Rica (Cartago, Liberia, San José, San Pedro)
  • Cuba
  • Ecuador (Guayas, Guayaquil, Pichincha, Quito)
  • El Salvador (San Salvador, Sonsonate)
  • Emiratos Árabes Unidos (Dubai)
  • Eslovenia
  • España (Almería, Aragón, Arona, Asturias, Barcelona, Batiao, Bolaños De Calatrava, Cádiz, Camargo, Castilla y Leon, Cataluña, Eibar, Elche, Gijon, Girona, Granada, Jaen, La Rioja, Langreo, Leganes, Lérida, Logrono, Madrid, Málaga, Mataro, Mora, Ourense, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, San Sebastián, Sant Cugat Del Vallès, Sevilla, Tarrasa, Valencia, Zaragoza)
  • Estados Unidos (Arizona, California, Colorado, District of Columbia, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Indiana, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, New Jersey, New York, Ohio, Oregon, Pennsylvania, South Dakota, Texas, Utah, Virginia, Washington)
  • Filipinas
  • Finlandia
  • Francia (Annecy, Aquitaine, Les Avenières, Le Raincy, Lyon, Marsella, Pantin, Paris, Provence, Puteaux, Rhone-Alpes, Rouen, St-Brieuc, Viroflay)
  • Georgia
  • Guatemala (Guatemala)
  • Honduras
  • Hungría (Budapest, Debrecen)
  • Irlanda (Dublin)
  • Israel (Haifa, Tel Aviv)
  • Italia (Augusta, Legoli, Milán, San Bonifacio, Torino, Toscana)
  • Japón (Tokio, Tsukuba)
  • Malasia (Kampong Bukit Lanjan, Wilayah Persekutuan)
  • Marruecos (Casablanca)
  • Martinica
  • México (Aguascalientes, Ahome, Baja California Norte, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán, Zacatecas)
  • Nicaragua (Chinandega, Managua, León)
  • Noruega
  • Nueva Zelanda (Dunedin, North Shore)
  • Pakistán (Karachi)
  • Panamá (Muerto, Panamá)
  • Paraguay
  • Países Bajos (Amsterdam, Bilthoven, Groningen)
  • Perú (Arequipa, Cerro Minas, Cuzco, Huancayo, La Libertad, La Victoria, Lima, Junin)
  • Polonia
  • Portugal (Carnaxide, Lisboa, Vila Nova de Gaia)
  • Puerto Rico (Aibonito, Bayamon, Guaynabo, San Juan)
  • Reino Unido (Londres, Poplar)
  • República Dominicana (Santo Domingo)
  • Rumania (Timisoara)
  • Serbia y Montenegro (Belgrado)
  • Suecia (Gunnita, Karlstad, Malmö, Skane Lan, Varmlands Lan)
  • Suiza (Aargau, Zurich)
  • Turquía (Uzundere)
  • Uruguay (Montevideo)
  • Venezuela (Barquisimeto, Caracas, Chacao, Miranda, Valencia)

PAISES DONDE MÁS SE LEE LA GUARIDA

PAISES DONDE MÁS SE LEE LA GUARIDA

Países donde se leyó La Guarida del 1 al 30 de junio de 2016

Países donde se leyó La Guarida del 1 al 30 de junio de 2016
La primera columna de números a la derecha indica que en junio fueron leído 427 textos ≈ La tercera columna de números indica que tuvimos 2736 lectores de 26 países entre el 1 y el 30 de junio. Fuente: Contadores Miarroba

Los 15 países que más entran en La Guarida

  • 01. México
  • 02. Perú
  • 03. España
  • 04. Estados Unidos
  • 05. Argentina
  • 06. Colombia
  • 07. Chile
  • 08.Venezuela
  • 09. Alemania
  • 10. Francia
  • 11. Canadá
  • 12. Costa Rica
  • 13. Ecuador
  • 14. Suiza
  • 15. Guatemala


My blog is worth $4,516.32.
How much is your blog worth?

Para el arte del siglo XXI, pienso en un animal ágil y salvaje
que sabe usar la mandíbula y los dientes, un animal que al dar
la dentellada es capaz de contener la esencia de su estado, y
también de transportar al hombre en el lomo hacia una verdad
completa de sí mismo.
MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMC.Á.

COSME ÁLVAREZ (1964)

COSME ÁLVAREZ (1964)
Libros publicados y antologías (1988-2015) (Click en la foto)
Cosme Álvarez on Facebook

Consulta los textos de La Guarida